Transformación de la banca

Tras el avance que la tecnología está teniendo en todas las industrias, el mundo financiero no podía quedarse estático. Hoy en día estamos siendo testigos de la migración de una banca masiva y transaccional, a una banca digital y móvil, un cambio que se presentaba urgente y necesario ante la evolución de clientes, que demandan un servicio omnicanal, seguro y más barato.

Bajo estas circunstancias, la industria financiera ha iniciado un proceso que requiere del apoyo de tecnologías como la inteligencia artificial, el procesamiento del lenguaje natural (PLN) y el machine learning. Solo de esta forma las instituciones financieras podrán obtener su porción de los US$3.1 trillones, de Valor Digital en Juego (Digital Value at Stake) que se han estimado para la industria entre 2015 y 2024.

La llegada del Digital Banking</b>

El Digital Banking, un concepto que reune los servicios bancarios móviles y por internet, se presenta como una nueva forma de ver a la Industria Financiera bajo una perspectiva más digital. Representa además, una disminución de los costos humanos y económicos.

Los servicios bancarios tradicionales en este sentido, están dejando de ser rentables para el sector. Según el estudio White Paper How to Achieve a Compelling ROI from Mobile Financial Services: el precio por atender en la sucursal a un cliente que va al menos 1 vez al mes durante 1 año es de US$50. El costo de atender al mismo cliente en el móvil es menor a US$5.

A través de una computadora o celular se podrían hacer casi todas las operaciones bancarias sin tener que desplazarse ni hacer filas, sin embargo los bancos hoy en día no explotan esa capacidad al 100% por lo que existen algunas restricciones de servicios, sobre todo a vender a través del canal digital. En un plan ideal las instituciones financieras brindan a los clientes todas sus plataformas y soluciones a la hora de operar, ya sea desde un sitio web o desde una aplicación para smartphones. De acuerdo a su perfil, el cliente puede elegir el canal que mejor se adapte a sus necesidades para realizar sus operaciones diarias de la manera más sencilla.

La digitalización de la banca puede aportar a los clientes una experiencia de acceso rápida a productos y servicios financieros, en dónde quieran y cuando lo necesiten. A través de dispositivos móviles se ha logrado un crecimiento de las operaciones digitales. Se trata de un medio que permite a los clientes no solo recibir informes de sus cuentas, sino también realizar operaciones de compra, contratación de préstamos, transferencias, entre muchas operaciones más, sin la necesidad de acudir al banco para gestionarlos.

En este sentido, un dispositivo móvil puede funcionar como:

  • Canal de atención de operaciones
  • Canal de servicio al cliente
  • Canal de venta
  • Canal de fidelización
  • Canal de captación

Digital Banking en América Latina y México

A nivel latinoamérica las entidades financieras poco a poco comienzan a darle más importancia a la digitalización de los servicios y a procurar una mayor relación virtual con el cliente. En 2014 se tenía el registro del 18% de los usuarios bancarizados utilizando dispositivos móviles para realizar transacciones bancarias. Una cifra que se puede contrastar con el 2% asentado en el 2010.

Pero a pesar de estos alcances, todavía existen obstáculos que han frenado el avance. En 2015 todavía un 80% de los bancos continuaba considerando a las sucursales como su canal principal, tanto por su interacción con los usuarios, como por el número de transacciones que se efectúan.  Pero por otro lado, un 80% de los bancos considera que las inversiones en “inteligencia de negocios” tienen que ser parte de sus metas. Un 80% más, proyectaba invertir en aplicaciones móviles y sistemas.

El digital banking en América latina se va abriendo paso como un canal transaccional para operaciones de pago. Este hecho se ha logrado aprovechando el aumento del uso de dispositivos móviles para iniciar transacciones, así como las diversas ofertas de servicios de las entidades financieras.

En el caso de México, en 2011 se contaba con más de 4 millones de usuarios de la banca digital, cifra que lo colocaba como el cuarto país con mayor cantidad de visitantes en América Latina. Ya con datos del 2015, a la cabeza de esta tendencia se situaba a Perú, que mostró un crecimiento del 79% en número de operaciones. En el otro extremo, México presentó un comportamiento más moderado con un 6.7%, por detrás de Chile (13,1%), Colombia (15,8%) y Brasil (18,4%).

En el 2017, según datos de comScore MMX Multi-Platform, se registró un crecimiento con 14,2 millones de usuarios mexicanos de Internet, alcanzando el 23,1% de la audiencia digital total del país.Gráficos-Veritran-OperacionesdelDigitalBanking.jpg
¿Cuáles son las barrera del Digital Banking?

Aunque en los últimos años ha presentado un gran crecimiento, la banca en línea todavía tiene un gran reto al intentar derribar obstáculos que impiden un avance más fluido hacia la era digital. Se trata de barreras no sólo para el usuario, sino para los bancos también:

Veritran-Gráficos-BarrerasDelDigitalBanking(2).jpg

Digital Banking como solución

Para derribar las barreras y permitir el desarrollo del Digital Banking, tanto los bancos como los clientes deben agilizar su relación y crear una mejor experiencia. El objetivo es crear una adaptación al contexto actual de la vida, con sus demandas de ahorro de tiempo, seguridad y tranquilidad.

En el camino por alcanzar dicha meta, desde VeriTran se desarrolla una solución que cuenta con el mejor time to market de implementación. Bajo el nombre de VeriTran Internet Banking, se ofrece una rápida integración a los diversos sistemas de la organización y permite simplificar el uso de la banca en línea.

Con estas herramientas las instituciones financieras podrán proveer una plataforma que funcione en cualquier navegador y que otorgue una diferente experiencia de uso según la segmentación del cliente. Podrán además, cubrir todas las operaciones bancarias que sus clientes necesitan: pagar, cobrar, transferir, extraer, fidelizar o vender. Al brindar esos servicios, se espera que sea el mismo cliente el que exija a los bancos tener mayor funcionalidad en sus dispositivos móviles.

Para el usuario se ofrece una experiencia omnicanal en la que podrá iniciar una operación en un canal y finalizarla en otro, contemplando además un medio de contacto y seguridad a la altura a través de medidas biométricas. El objetivo es que los nuevos clientes sean capaces de vivir sus interacciones con la banca con información en tiempo real.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s