¿Qué usaremos cuando el dinero físico desaparezca?

Aunque el dinero físico tiene entre 2,700 y 4,500 años de antigüedad, actualmente se encuentra en un estado de desaparición, y es que las Nuevas Tecnologías están cambiando el mundo, incluso mientras lees esta nota. Te has preguntado ¿qué pasará cuando ese día llegue? Más aún: ¿cómo enfrentarán las instituciones públicas y privadas este reto?

En muchas partes del mundo, la tendencia es clara: el efectivo es cosa del pasado. Recientemente en España, el número de pagos con tarjeta tuvo un aumento del 13% mientras que los retiros de dinero en cajeros automáticos registró apenas un crecimiento del 1.3%. Las ventajas de esta primera forma de pago son más que las de la segunda. Suecia es un caso parecido.

Frente a este panorama, hace falta sumar otro protagonista: las Nuevas Tecnologías. De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), los mexicanos usan cada vez más smartphones; el número de usuarios pasó de 60.6 millones en 2016 a ¡64.7 millones en 2017! Por si esto fuera poco, también en este año, 7.1 millones de personas lograron conectarse a Internet.

La practicidad de los pagos con tarjeta y el alcance que suponen las Nuevas Tecnologías aseguran la respuesta a las preguntas hechas más arriba, en particular la segunda. Hoy en día, tanto startups como grandes corporativos han reemplazado el dinero físico por variedad de herramientas digitales gracias a sus múltiples beneficios.

También podría interesarte: Billetera Móvil: la nueva forma de llevar dinero en tu celular

Una de éstas es la red peer-to-peer, mejor conocida como P2P, o bien, Red de Pares en español, la cual permite intercambiar información entre dos o más usuarios. Su valor reside en una conexión directa, es decir, sin la necesidad de un servicio intermedio, y en que permite compartir todo tipo de archivos: desde imágenes, audios y hasta videos.

Aplicada en la industria financiera, resulta en un excelente medio para enviar y recibir dinero desde una aplicación móvil. Para trabajar, lo único que requiere es un teléfono móvil sea smartphone o no (3 de cada 4 mexicanos tiene uno de estos últimos), un correo electrónico o un número telefónico asociado a una cuenta bancaria. Este intercambio representa una opción simple, rápida y segura frente a las tarjetas y, evidentemente, el efectivo.

Como mencionamos, existen múltiples recursos digitales que ya están relevando el dinero físico debido a las ventajas que reportan: ahorro de tiempo, ahorro de transporte, empuje en la lucha contra el fraude fiscal y el crimen organizado, inclusión financiera de regiones que carecen de oficinas y sucursales bancarias, ahorro de gastos en acuñación, etcétera.

Si estás interesado en tecnología P2P u otras soluciones de pago, VeriTran, compañía líder en banca digital y pagos, es tu mejor opción. Súmate a la transformación digital, descubre sus beneficios y colócate en la vanguardia del mercado.

Deja un comentario