El onboarding digital es un proceso para registrar nuevos usuarios de forma remota, abriendo la posibilidad de captar más clientes y a menos costo. Aquí te detallamos el cómo y el porqué de su inclusión e importancia en la banca.

El onboarding digital tiene el compromiso de cambiar el paradigma de adquisición de clientes, acostumbrados a visitar sucursales físicas para la obtención de productos. Hoy es posible ‘aproximarse’ a un target altamente potencial -incluso remoto- solo a través de canales digitales.

La tendencia de la transformación digital replantea no solo el fondo sino también la forma en cómo se ofrecen productos. El modelo tradicional implica movimiento de masas, documentación, tiempo, sucursales y personal para captar un cliente, que puede terminar siendo a penas un visitante.

Una inversión muy grande para resultados pequeños.

Junto al onboarding, la obtención de clientes se da en minutos, pero lo más importante de todo, es que permite a las entidades bancarias abrir la puerta a la inclusión financiera. Nunca antes, abrir una cuenta bancaria fue tan práctico y sencillo.

¿CÓMO OPERA EL ONBOARDING DIGITAL?

La agilidad corre a cuenta del onboarding digital. En el caso específico de la banca, se hace necesario contar con herramientas robustas que no solo ofrezcan rapidez, sino garantías de seguridad tanto para el usuario como para la entidad financiera.

Es aquí donde entra a tallar la verificación biométrica, una tecnología capaz de validar documentación, ratificarla con una entidad gubernamental para, finalmente, procesarla como identidad digital. Todo ello apenas en unos minutos.

Claro que de aquí se desdoblan muchas interrogantes sobre la protección de datos. Es decir, qué tan seguro resulta este proceso de acopio de información personal.

“Lo fundamental y la clave del onboarding digital es que no haya suplantación de identidad,” explica Marcelo Fondacaro, COO de VeriTran. “Para ello, hay que contar con todo tipo de medidas posibles: listas blancas, listas negras, conexiones a los sistemas estatales, validación que el documento este activo, vigente y real, y que no sea uno fraguado.”

La seguridad en el proceso está respaldada por normas que yacen en el sector bancario, las cuales garantizan no solo la validación de datos sino también la protección de estos a fin de prevenir lavado de activos, fraudes y/o actividades delictivas.

A medida que se han dado avances en el perfeccionamiento de biometría, hoy también se acomodan en este ecosistema las llamadas ‘pruebas de vida pasivas’, las cuales concentran una serie formatos de identificación para validar al usuario.

Entre ellas figuran detección de rostro, voz o la forma cómo utilizan el móvil. Estas pruebas demuestran un perfil más seguro y sólido frente a cualquier fraude o ciberataque.

TODOS GANAN, AÚN MÁS LOS USUARIOS

El onboarding también forma parte de la transformación digital, por lo que está 100% centrada en la experiencia de usuario.

Para un cliente, la mayor ventaja del onboarding digital es que reduce la operación bancaria y, en su defecto, tiene a mano una solución práctica y omnipresente. Ciertamente mucho más atractiva y ventajosa que el de la banca tradicional, cercana pero compleja.

Aunque la demanda mayoritaria de canales digitales prevalezca entre la comunidad ‘millenial’, este tipo de soluciones fomentan la participación mayoritaria de todos, incluyendo también a los no clientes. Sabemos que el tiempo es apremiante en cualquier etapa de vida y el onboarding digital lidia con ello.

En América Latina, la tasa de aceptación del onboarding digital va en aumento. Los resultados no solo se registran en base al incremento de tasa de conversión, sino también al valor agregado que este tipo de herramientas proveen a los usuarios.

La suma total de todas estas soluciones, abren la puerta de las entidades bancarias hacia el escenario online. El onboarding digital es de los pasos primarios.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Por VeriTran

Comentarios

A %d blogueros les gusta esto: