La medicina viene desarrollando su propia transformación digital, pero enfrenta desafíos en materia de privacidad, integración y confianza

La transformación digital de la salud es una tendencia en crecimiento y con un potencial alto para cambiar la atención al paciente y brindar un servicio más eficiente, conectado e inteligente.

Es más: el crecimiento de la salud digital es un movimiento “prioritario”, según apunta la Organización Mundial de la Salud. La aplicación de tecnología de punta es un pilar fundamental para lograr cobertura universal de salud, de acuerdo con la OMS.

La transformación digital ofrece beneficios para todos los aspectos del sistema de salud, desde servicios de atención, hasta el monitoreo, educación, conocimiento e investigación, opina la organización.

En la práctica, vemos cada vez más interés en las tecnologías de salud digital. Los pacientes se están adaptando a las herramientas de e-medicina. A su vez, los expertos ven un potencial importante en el análisis de big data para mejorar el conocimiento médico y predecir enfermedades en las personas.

No obstante, el proceso de transformación digital de la salud también tiene unos desafíos importantes por delante. Entre ellos destacan la privacidad de datos y la integración de sistemas.

Transformación digital en los canales de atención médica

El uso de canales digitales para la atención médica es una tendencia creciente.

Cada año, más estadounidenses recurren a las herramientas digitales para monitorear su salud. El año pasado un 42% de la población utilizó por lo menos una de estas herramientas, de acuerdo a un estudio por Rock Health y el Stanford Center for Digital Health. El uso de videollamadas para conectarse con un profesional médico subió de un 7% en 2017 a un 32% en 2019, según el mismo estudio.

Pese a ello, la adopción de canales digitales en la atención médica plantea sus propios retos. La desconfianza y la preocupación por la privacidad por parte de los usuarios son desafíos crecientes.

En 2017, por ejemplo, el 86% de los encuestados no tenían problemas en compartir información sobre su salud con su médico de cabecera, según el estudio de Rock Health y Stanford. Pero esta cifra disminuyó a un 73% en el 2019. En estos dos años, los estadounidenses también se mostraron más cautelosos al momento de compartir su información médica con casi todas las entidades: desde sus aseguradoras hasta las farmacias

Si bien la confianza se elevará a nivel general gracias a una mayor familiaridad con las herramientas de salud digital, este es un punto clave para tener en cuenta al momento de desarrollar una app de e-medicina.

Para fomentar la confianza del usuario, es fundamental priorizar la seguridad de la app y del almacenamiento de los datos.

Big data en la salud digital

Las herramientas poderosas de big data e inteligencia artificial son otras formas en que la transformación digital de la salud posibilita mejor atención médica. Estas tecnologías traen la oportunidad de detectar enfermedades antes de la aparición de síntomas, monitorear la salud de una persona a lo largo de los años, e incluso enfocar más los esfuerzos en preservar la salud que diagnosticar problemas, según The Lancet.

Los sistemas de registros electrónicos (EHR por sus siglas en inglés) forman el componente fundamental para recaudar y analizar los datos en escala masiva. Los EHR se caracterizan por ofrecer información completa, detallada y accesible de cada paciente, lo que permite tener un panorama más amplio de una persona y mejorar la cobertura de intervenciones.

El uso de big data en la salud también implica retos importantes, según la OMS. La integración de sistemas para compartir los datos necesarios es un gran desafío. Para resolver ese reto, también hay que lidiar con los temas de privacidad y seguridad.

El camino de la transformación digital en la salud no es fácil, pero las oportunidades son grandes. Al combinar canales digitales seguros, una UX moderna y análisis de big data, se puede crear un nuevo paradigma para la salud: herramientas digitales que ayuden a mantener el bienestar y evitar problemas de salud antes de su llegada.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Por VeriTran

One thought on “E-Salud: los retos de la transformación digital en el sector”
  1. Un análisis muy interesante. En la situación actual la digitalización de los procesos en el área de la salud es una acción necesaria para evitar los desplazamientos innecesarios.
    ¡Un saludo!

Comentarios

A %d blogueros les gusta esto: