El open banking plantea cambios para la industria financiera, un reto que deberá enfrentarse con colaboraciones e innovación de cara hacia un futuro con mejores experiencias

La disrupción en el cambio del modelo de negocios será inminente con la llegada del open banking, por lo que las entidades financieras tendrán que adaptar sus procesos, estructuras y mentalidad para desarrollar y colocar nuevos productos y modelos.

La mejora de los servicios y atenciones bancarias es lo más preponderante en torno al open banking, mejor entendido como la apertura de información bancaria a terceros, donde el usuario es prioridad y la colaboración entre instituciones bancarias crea una nueva estructura financiera.

América Latina atraviesa un proceso regulatorio en evolución, donde algunos países tienen un marco oficial desarrollado. Desde hace un par de años, hemos contemplado cómo el open banking ganó terreno en México, mientras que en Brasil todo va quedando listo para su próxima implementación.

De otro lado, Chile se prepara una reglamentación que anticipa los primeros pasos de open banking a través de la portabilidad financiera, el cual implica algunos, pero no todos, los aspectos de este modelo.

“El concepto sobre portabilidad en las finanzas está relacionado al hecho de otorgarle al usuario la posibilidad de refinanciar sus productos a través de otra institución. En este sentido, los bancos continuarán manejando productos financieros, pero la “nueva experiencia” la proveerán las empresas tecnológicas”, explica a detalle Greynier Fuentes, VP Digital Solutions de VeriTran.

Open Banking: beneficios para todos

Tanto la portabilidad financiera y el open banking apuntan hacia el mismo objetivo: aumentar la competencia en el mercado bancario para lograr el mejor servicio y experiencia para los usuarios finales.

Entre los beneficios para el cliente del open banking se verán soluciones hacia sectores que no están bien servidos financieramente a través de formatos más fáciles y asequibles, mejores opciones de refinanciamiento, mejores intereses o la evasión de cargos en la cuenta corriente, según algunas fuentes.

Otras ventajas para los clientes serán nuevas integraciones entre los mundos financiero y no-financiero, para proporcionar servicios de mayor utilidad para todos. Un ejemplo sería una mayor integración de procesos de comercio electrónico dentro de otros servicios.

Además, la banca abierta aumentará los ingresos para todo el sector financiero, predice McKinsey – y los bancos están muy bien posicionados para aprovechar el nuevo escenario. Sin embargo, también implica una revisión de un cambio en el modelo de negocios.

La gestación de nuevos modelos de negocio

La llegada del open banking abre el paso para más competencia para los bancos tradicionales, y, por ende, exige que las instituciones financieras examinen potenciales nuevos modelos de negocio.

“Estamos en un momento ‘Kodak’ para los bancos,” sostiene Omar Arab, Vicepresidente Ejecutivo de Negocios Corporativos en VeriTran. “El Open Banking implica un cambio en el modelo de negocios para los bancos: un cambio de procesos y de mentalidad.”

La banca como servicio y la plataformización son modelos de negocio claves para las instituciones tradicionales en el contexto del Open Banking.

Bajo estas modalidades, las licencias financieras y la gran cantidad de datos financieros se convierten en activos críticos para la banca. Los bancos cobrarán a terceros por el consumo de información por medio de las interfaces de programación de aplicaciones (APIs, por sus siglas en inglés).

Es así que, para las instituciones financieras, lo más importante es acertarse en una estrategia sobre el uso de las APIs, explica Arab. Al mismo tiempo, les conviene aliarse con empresas importantes de tecnología para enfrentar este momento de cambio profundo con éxito.

El open banking implica cooperación entre instituciones, a beneficio del usuario. Los bancos continuarán ofreciendo su oferta financiera y cobrarán por ello, pero es a través de alianzas con partners tecnológicos que el modelo de negocios cambiará.

“Esta es la evolución de la industria financiera en su máxima expresión, lo que significa que se tendrán que abrir y desarrollar una estrategia de colaboración y armar un ecosistema con la mejor experiencia para el consumo de los usuarios”, puntualiza Arab.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 2

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Por VeriTran

Comentarios

A %d blogueros les gusta esto: